Silver Economy 2023. Diez breves comentarios de la evolución del sector desde la llegada de la pandemia

📅 12 . 07 . 2022 | Silver Economy

Por Juan Carlos Alcaide

Desde hace casi una década, vengo trabajando el concepto de Silver Economy, aunque antes había comenzado en el mundo del Sénior Marketing, allá por comienzos de siglo.

Lo cierto es que, si bien se vislumbró momentaneamente un nuevo sector en los años 17-19, la llegada de la pandemia lo cambio todo. Se concentraron esfuerzos en salvar vidas y todo el mundo puso sus ojos en la fragilidad, en una parte central, neurálgica, mas no única ni exclusiva de la Silver Economy: la calidad de vida de los adultos mayores. Salvar vidas, vacunar y llenar las plazas vacías de las residencias ha sido el esfuerzo de los años 21 y 22 (hasta este momento).

Este es un sector pobre, en general, con pocos recursos, pocos márgenes y con un cuidado obsesivo (por necesario) de las economías de escala. Mucho se ha hablado desde el verano del 21 de los fondos europeos, pero yo no los he visto, ni conozco a nadie que, tácticamente, esté usando dichos fondos en la Silver Economy. Quizá estoy en un error. 

Sea como fuere, veo un cambio de tendencia en el último año. A saber: 

  • Hay una clara evolución en los dos últimos años de la Digital Silver Economy y se han percibido cambios en el equilibrio de mercado con nuevas empresas del sector del cuidado, teleasistencia y aplicativos antisoledad.
  • La telemedicina se implanta poco a poco y cada vez más son las residencias y los seguros privados de salud que orientan a los pacientes, (también pacientes mayores) a la utilización de tabletas y smartphones para la gestión de consultas. Se ha avanzado fuertemente en la utilización de medical devices y vemos andadores con inteligencia artificial (por ejemplo, Darwin) o colchones inteligentes (por ejemplo, la española Spaldin).
  • La atención domiciliaria está incorporando cada vez más tecnología de apoyo y su empleo permite vislumbrar un futuro más digital en la ayuda en el hogar al adulto mayor, con monitoreo, control y seguimientos apoyados en tecnología.
  • No he observado un avance significativo en la gestión de la cronicidad, supervisión y monitoreo por parte de la administración de la sanidad pública, ni de los servicios sociales, pero es de prever su rápida evolución en pos de la optimización de recursos.
  • En cuanto al envejecimiento activo, veo con claridad el advenimiento de soluciones tecnológicas (por ejemplo, Roble) para favorecer la vida activa de los sénior, la vida plena.
  • En cuanto al ocio y el turismo, llegan con fuerza soluciones al mercado centradas en los sénior. Por ejemplo, el grupo Biblu es un grupo que, centrado en balnearios y en la gestión hotelera de espacios históricos (Monasterio de Rueda, la Hospedería del Papa Luna, por ejemplo), tiene un doble eje característico en su actividad: una propuesta de valor centrada en turismo saludable para sénior (medicina de estilo de vida, salud por agua e hidrología, hábitos y costumbres saludables y un largo etcétera), de un lado; y una regeneración de la España vacía a través del impulso turístico de lugares (que orienta a sénior) emblemáticos de la España rural de interior.
  • En cuanto a la silverización de productos y servicios, solo es necesario escuchar la radio para comprobar cómo hay productos para la memoria “sénior”, propuestas de óptica (por ejemplo, Soyatenea, que recuerda al mayor cuándo ha de renovar sus lentillas). Se puede comprobar la oferta crecientemente silverizada con propuestas de seguros de vida, como Nara (generalista, pero que ha decidido focalizar en sénior). O DAS, que continúa con un foco relevante en seguros de protección jurídica para mayores, caso de éxito y sin duda de gran interés sectorial.
  • No he visto una evolución, quizá por la concentración en las vacunas, por parte de la ciencia, laboratorios, etc, en ofertarle al mercado soluciones de antiageing, juvenescence o similares.
  • Sin embargo, en el subsector de la hipoteca inversa y otras soluciones de licuación patrimonial ha habido cambios relevantes y una tendencia a favor de soluciones como la hipoteca inversa:
    1. Pensium amplía capital y se une a Abanca, entre otras, y a otras entidades en campañas regionales de impulso de soluciones de licuación patrimonial.
    2. Almagro Capital acaba de cambiar su denominación a Inversa Prime y explica que hay una clara evolución favorable a este tipo de soluciones.
  • Para finalizar, quiero reseñar que el proceso de reseteo del sector de las residencias está siendo lento tras el shock de la Covid. No aprecio signos de cambio. No estoy seguro de que se hayan aprendido las lecciones. En cambio, sí veo una tendencia clara y es el advenimiento del Silver Living y soluciones residenciales para personas válidas entre 70 y 80 años o más. Es evidente la tendencia a este tipo de soluciones de pisos asistidos, resorts en sol y playa para mayores, miniresidencias con apartamentos con servicios para sénior y Coliving Urbano. El Sénior Cohousing con enfoque cooperativo sigue creciendo. 

Y así, seguimos sin darnos cuenta, como país ni como sector privado, que la Silver Economy es una urgencia inaplazable, llena de retos económicos aprovechables y de huecos de mercado. Se puede ganar dinero mejorando la vida de las personas y evitando problemas sociales.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *